Servicios de cremación frente a servicios funerarios

PIN

La muerte se define como la eventualidad definitiva. Las percepciones que rodean a la muerte también varían mucho. Para algunos, la muerte es una eventualidad, y para otros, la muerte es la fase final para pasar al otro mundo. Algunos se refieren al final como “seguir adelante”. Todos disfrazan la muerte con un lenguaje eufemístico.

La idea de la muerte hace que muchos se estremezcan, mientras que otros creen en la fugacidad de la vida terrenal, en la aceptación estoica de la muerte y en la benevolencia de Dios. A pesar de todas estas variadas percepciones y reacciones subsiguientes, muchos individuos sostienen un pensamiento sobre cómo les gustaría que fuera su último día en la tierra y cómo quieren que se realice su funeral. Con los servicios de cremación asequibles de Emucesa, es fácil ver por qué cada vez más personas se pasan a la cremación.

Entonces, ¿qué está pensando? Tal vez, usted está en la valla para decidir en cuanto a lo que debe elegir – el entierro tradicional o la cremación modernizado. Ambas son decisiones difíciles. Hay pros y contras en ambas. Tómese su tiempo y seleccione la opción que considere adecuada para usted y su querida familia.

La cremación se está convirtiendo en una forma popular de despedirse de los seres queridos por razones tecnológicas, medioambientales y filosóficas. La escasez de terreno debido a la rápida industrialización es otra de las principales razones por las que la gente recurre a la cremación en vez del enterramiento. Las aguas subterráneas pueden correr el riesgo de ser contaminadas por los entierros. Por suerte, la preocupación por los peligros para la salud puede aliviarse eligiendo los servicios de cremación cerca de mí.

Hoy en día, el avance de la tecnología ha traído mejores equipos de cremación que reducen el cuerpo a sus elementos básicos. Según un informe, la tasa de crecimiento de la cremación fue del 48,6% en 2020, y se espera que la tasa llegue al 78,5% en 2035. El asombroso aumento de la tasa de cremación es indicativo de su creciente popularidad en todo el mundo.

La cremación reduce el cuerpo a sus elementos fundamentales en pocas horas. En cambio, cuando se entierra a un ser querido, un cuerpo adulto no embalsamado tarda entre ocho y doce años en descomponerse hasta convertirse en un esqueleto. Si se coloca en un ataúd, el cuerpo puede tardar muchos años más, dependiendo del tipo de madera utilizado.